24-08-2022

Industria cementera nacional proyecta llevar su producción a 10 millones de toneladas en los siguientes dos años

SANTO DOMINGO.- –Con las nuevas inversiones puestas en marcha, las empresas productoras de cemento del país incrementarían su capacidad instalada hasta aproximadamente 10 millones de toneladas en los próximos dos años, cubriendo la totalidad de la demanda local y dinamizando el potencial de exportación de este material, indispensable para la construcción. 

La industria cementera dominicana sostiene que a pesar de estar lidiando actualmente con una avalancha de incrementos en el valor de los insumos esenciales de su proceso productivo, sigue esforzándose en garantizar la continuidad de sus operaciones y por tanto la seguridad del suministro que el país requiere para su desarrollo actual y a futuro.

Las empresas agrupadas en ADOCEM, Asociación Dominicana de Productores de Cemento Portland, ratificaron ayer su compromiso de inversión y desarrollo con la República Dominicana, tras afirmar que la industria cementera en todas partes del mundo es altamente intensiva en inversión continua de capital.

Actualmente, la capacidad de producción anual de dichas empresas es de 7.8 millones de toneladas métricas. El país cuenta actualmente con 6 plantas productoras: Cementos Cibao, Domicem, Cemex Dominicana, Cemento Panam, Argos Dominicana y Cemento Santo Domingo, empresas que desarrollan proyectos de inversión en nuevos hornos, reactivaciones de líneas de producción, así como la renovación de sus molinos, buscando fortalecer su capacidad de respuesta y su firme compromiso con la calidad de servicio que brindan, explica un comunicado de prensa.

Felix González, presidente de ADOCEM, expuso que República Dominicana tiene una demanda creciente en infraestructura y vivienda por lo que necesita aprovechar eficientemente sus recursos y desarrollar su industria local para competir en el mundo global.

 “Nuestro sector trabaja en armonía con este potencial de crecimiento y está consciente de sus responsabilidades; es por esto por lo que durante muchos años hemos estado promoviendo la modernización y expansión de nuestras plantas capaz de suplir el crecimiento de la demanda local por los próximos quince o veinte años”, planteó el ejecutivo.

Recientemente la Revista Internacional Global Cement destacó en un reportaje sobre la industria del cemento en México, Centroamérica y el Caribe, que República Dominicana es considerada la segunda nación importante en producción de cemento de la región, después de México, con una capacidad instalada per cápita que llega a los 716 kg por persona.

ADOCEM explica que a pesar de los desafíos económicos actuales, el sector construcción ha logrado mantener su crecimiento constante y esta dinámica se ha visto reflejada en la industria cementera. Si bien construcción reflejó un crecimiento de un 23% en 2021, el 1er semestre de este año refleja un incremento moderado de un 2.0 % lo cual se explica en parte debido a que fue el renglón de más rápida recuperación, el pasado año.

En lo que va del presente año el cemento presenta un crecimiento de 2.9% en comparación con el período enero-junio del año pasado, esperando que se mantengan las inversiones en proyectos de desarrollo residenciales, industriales y turísticos, así como por las importantes obras de ingeniería civil e infraestructura impulsadas por el Gobierno hasta el final de este año 2022.


Fuente: El Inmobiliario

post image

21-09-2022

FICEM Y ADOCEM ANUNCIAN COMPROMISO DE ASUMIR 100% DE LA HUELLA DE CARBONO DE LA SEMANA REGIONAL DEL CLIMA 2022

Santo Domingo, República Dominicana. La Federación Interamericana del Cemento (FICEM) y la Asociación Dominicana de Productores de Cemento Portland (ADOCEM) anunciaron hoy han unido esfuerzos para asumir la neutralidad de la emisión del carbono entorno a las diversas reuniones que se desarrollarán en el país en el marco de la Semana Regional del Clima, evento que organiza ONU Cambio Climático, en colaboración con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y Grupo Banco Mundial.

 

La información fue dada a conocer por Julissa Báez, directora ejecutiva de ADOCEM, quien destacó que, al asumir el compromiso en el marco de la Semana por el Clima, la industria del cemento quiere reforzar el mensaje de que las empresas tienen la gran oportunidad de ayudar a construir un futuro más sustentable como resultado de la preocupación común por el planeta en el que vivimos.

 

“Las empresas miembros de FICEM y ADOCEM trabajamos cada día para reducir el impacto en el cambio climático y estas acciones pueden ser la base para una nueva era caracterizada por el potencial innovador y crecimiento económico prologando, a través de un firme compromiso con la neutralidad de emisiones de carbono. Es por ello que nos hemos unido a este importante evento mundial”, señaló Julissa Báez.

 

De su lado la directora ejecutiva de FICEM, María José García manifestó: “nuestro compromiso es permanente con la acción climática en nuestro continente y prueba de ello, es que la producción regional de cemento cuenta con una de las huellas de carbono más bajas a nivel mundial, como resultado, principalmente, del aumento de la eficiencia energética en nuestros hornos, la valorización de residuos, ya sea como combustibles alternativos en reemplazo de combustibles fósiles (co-procesamiento), o como materias primas alternativas en reemplazo de recursos minerales no renovables”. 

 

Asimismo, destacó: “además de compartir las estrategias y compromisos para alcanzar la carbono neutralidad del cemento y concreto al 2050, y gracias a la suma de los esfuerzos por parte de las empresas productoras de cemento, Argos, Cemex, Domicem, Melón, Pacasmayo, UNACEM y Progreso, en conjunto contribuiremos a la Semana del Clima mediante la neutralización de las emisiones derivadas de este evento”. 


En ese sentido, varias industrias productoras de cementos miembros de FICEM y ADOCEM, compensarán a través de sus operaciones, el 100% de la huella del carbono que generarán los organizadores y asistentes al evento. “Estimamos que las emisiones serán aproximadamente 10,000 ton CO2e. Es por esto por lo que documentaremos, mediremos, verificaremos y acreditaremos proyectos que reduzcan adicionalmente el CO2 en nuestra industria, por ejemplo, incrementando la tasa de co-procesamiento en nuestros hornos, usando un mayor % de energía eléctrica carbono neutral y reduciendo el contenido de clínker en el cemento, serán las palancas que habilitarán la carbono neutralidad de esta Semana del Clima” dice Ricardo Pareja, Líder de Innovación FICEM.

 

A partir del lunes 18 y hasta el 22 de julio 2022, la República Dominicana se convierte en la sede de la Semana del Clima de América Latina y el Caribe 2022 (LACCW 2022) para debatir los avances climáticos en el mundo. Este encuentro es la antesala de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático COP27 que se realizará en Egipto.

 

El propósito de estas reuniones es inspirar a individuos, organizaciones y gobiernos para impulsar los compromisos globales de cambio climático del Acuerdo de París de 2015.


Leer más
post image

24-08-2022

La industria del cemento en RD se encamina a ser carbono neutral

El sector del cemento produce un 6 % de emisiones de carbono a nivel mundial, mientras que en República Dominicana se emite un 4 %. Lo que busca la industria cementera nacional es ser carbono neutral, o sea, no producir emisiones de carbono. Para esto, tanto el sector privado como el público, llevan años trabajando en iniciativas para lograr reducir las emisiones de CO2.

Todas las industrias producen emisiones de CO2. Eso es una realidad. Sin embargo, organismos internacionales, y los gobiernos, se han unido para cambiar esa realidad, para buscar alternativas para crecer sin dañar el medio ambiente. 

El compromiso del sector cementero es ser carbono cero a más tardar en el año 2050. Para esto, han comenzado a implementar una serie de iniciativas que los llevará, paso a paso, a alcanzar su meta. 

¿Cómo van a neutralizar esas emisiones? Para conocer lo que está haciendo este sector, revista CONTACTO conversó con María José García, directora ejecutiva de la Federación Interamericana del Cemento (FICEM); y con Julissa Báez, directora ejecutiva de la Asociación Dominicana de Productores de Cemento (ADOCEM)

“Una palanca que estamos usando es el coprocesamiento, que lo que hace la industria del cemento es que utiliza residuos urbanos, o llantas usadas, y a través de un proceso previo, las incorpora en los hornos a unas altísimas temperaturas para que sustituya la utilización de combustibles fósiles. O sea, que se sustituye el carbono por la basura o los residuos urbanos y, con eso, se produce el cemento. Entonces, la basura es un sustituto energético en los hornos de cemento. 

Otra actividad que desarrollamos, es la de producción de clinker, que es el material básico para la producción del concreto, y lo que hacemos con ellos es utilizar adiciones de productos naturales. Entonces, se reduce el clinker dentro del cemento y de esa manera se producen menos emisiones de CO2”, explica María José García, directora de FICEM.

De su lado, Julissa Báez, directora de ADOCEM, asegura que el país va por buen camino.

“Estos temas no son nuevos para nuestra industria, quizás son nuevos para los países y para los gobiernos. Nosotros tenemos este ejercicio desde hace muchos años impulsando hacia el Estado, dándoles a conocer cuáles son esas palancas; qué podemos hacer; cómo podemos apoyar, e incluso, en el caso de República Dominicana, nos hemos ido un poco más allá, creando capacidades dentro del mismo Estado”. 

María José, ¿qué otras medidas están tomando las cementeras para reducir esta huella?

“Globalmente, para mitigar las emisiones de CO2, existen diferentes palancas: una es la utilización de combustibles alternativos o la utilización de basuras.

Otra palanca es el factor clinker, cómo utilizamos menos clinker dentro del cemento y menos cemento en el concreto. 

Otra palanca es ser eficiente energéticamente, es cómo se utiliza gas dentro del proceso, paneles solares, y otra palanca es la captura. Además, los bosques, que son una manera de capturar, y la industria del cemento tiene dentro de sus plantas unas extensiones enormes de bosques”.

María José, ¿en qué consiste el programa de carbono neutral?

“El proyecto de carbono neutral es usted no tener dentro de su producción emisiones de CO2, es ser carbono cero, es decir, no volver a consumir carbono en su proceso productivo. Entonces, se usan esas palancas para garantizar que la industria, al 2050, sea carbono cero”.

Julissa, ¿en qué nivel está la industria dominicana en este momento con relación al tema del carbono?

“Cómo bien dice María José, estas iniciativas son iniciativas globales. FICEM representa Latinoamérica, y nosotros como industria local, formamos parte de FICEM. ¿Qué sucede con República Dominicana? Recientemente, nosotros hicimos una publicación del compromiso como industria de las seis empresas para la reducción de emisiones y llegar al carbono neutralidad que es nuestra hoja de ruta para una economía baja en carbono, que la hicimos incluso apoyados a través de FICEM.

Esa hoja de ruta describe esas mismas palancas y, quizás, otras iniciativas más para nosotros poder lograr llegar a ser carbono neutral en el 2050. Para eso, necesitábamos el apoyo del Estado. Entonces, logramos que esas iniciativas fueran tomadas en cuenta por el gobierno a través del Ministerio de Medio Ambiente y el Consejo de Cambio Climático, como parte de la NDC, que son las contribuciones determinadas del país. O sea, República Dominicana se ha comprometido a nivel mundial a reducir un 27 % las emisiones de gases de efecto invernadero. Entonces, dentro de ese 27 %, cuatro iniciativas para lograr ese 27 % vienen de la industria del cemento, que son las mismas que estamos mencionando”. 

María José: “Este es un trabajo colaborativo del sector público y privado. No es posible para el sector industrial poder alcanzar la neutralidad, pero hay algunos factores que son determinantes. Por eso, para hacer un trabajo colaborativo se requiere la normativa correcta. Es importantísimo que el Gobierno entienda la importancia del coprocesamiento y emita la legislación que acompaña este proceso, definiendo cómo es la logística, definiendo responsabilidades y, en general, acompañando el proceso de coprocesamiento. Eso resuelve el problema, no solamente de basura, sino también de impacto social. 

El otro tema es una normativa por desempeño, es decir, que los cementos verdes, que son los que se necesitan para el futuro, tengan una normativa que igualmente acompañe, pero adicionalmente, se requiere de tecnología.

Estamos hasta ahora encontrando una tecnología que vaya a acompañar el proceso al 2050, y hoy existen en el mundo entero 10 pilotos que tienen que ver con la captura. Entonces, con las palancas que he mencionado de coprocesamiento, del factor clinker, de eficiencia energética, queda una adicional: y es la captura, que es cómo se extrae el CO2 del ambiente y se entierra en pozos o se utiliza para producir biocombustibles o para otras cosas. Esa parte requiere de tecnologías muy sofisticadas.

Hasta ahora, hay 10 pilotos en el mundo que se están desarrollando en la industria del cemento para poder llegar al 2050 con una solución completa.

De otro lado, existen fondos verdes que se orientan hacia la innovación, hacia entender cuáles son los requerimientos en Latinoamérica, que somos 600 millones de habitantes, en los cuales tenemos unas estadísticas que sorprenden. Requerimos desarrollo pero, al mismo tiempo, requerimos controlar las emisiones. Esta es una región que tan solo el 20 % de sus vías son pavimentadas, afectando la conectividad. Por otro lado, el déficit de viviendas es de un 40 %, pero hay países que tienen déficit de viviendas de 60 y 80 %. América Latina es una región pobre, con grandes demandas. Hay 35 millones de familia que viven en pisos en tierra, cuando deben vivir en pisos de concreto para solucionar un problema básico de salud”. 

Julissa, ¿qué inversión tendrían que hacer las industrias para lograr ser carbono neutral?

“Es relativo. Depende mucho de cuál palanca vas a implementar. Los temas de tecnología son costosos, pero quizás si te vas a un proceso de utilizar la reforestación de bosques como sumideros de carbono, eso quizás es menos costoso. Pero, depende de la empresa, de la estructura económica que tenga y la estructura de producción. Lo que hizo el Estado, en su momento en que presentamos en el evento de la Semana por Clima, el plan de acción, es cómo esas iniciativas se van a lograr y se van a llevar a la realidad. Ahí está, incluso, mencionado lo que significa económicamente para el país, no solamente las iniciativas de la industria del cemento, sino de todo el país. 

Solamente a nivel país, son 84 millones de dólares, dentro de ese monto estamos nosotros”. 

Julissa, ¿cómo ves a las industrias dominicanas de camino a cumplir con el compromiso de ser carbono neutral?

“Ya tenemos una ley de residuos, que incluye lo que es el coprocesamiento, y ahora estamos en la etapa que necesitamos un reglamento para que se pueda hacer de la manera correcta. Este no es un tema propio de la industria del cemento, es un tema a nivel de ciudadanos, a nivel del país que queremos y del mundo que queremos”. 


Fuente: Contacto

Leer más